Esto con Jobs no pasaba

Cupertino Blues: iPod HiFi... y de pronto sonó un Vals